ago, 2016: Alberto Bougleux

  1. Obra
  2. Presentación
  3. Entrevista
  4. Opinión
  • Alberto Bougleux Ciudad Migrante

    2015, 7’18” (fragmento)

    Un fotógrafo empapela una serie de espacios anónimos de Barcelona con centenares retratos de sus habitantes. En sus instalaciones se cruzan las mil historias migrantes de la ciudad. Lejos de la retórica de la emergencia, Ciudad migrante desvela el alma irreductiblemente mestiza de una gran metrópolis del sur de Europa y se adentra en un futuro de integración ya presente.

    Dirección, fotografía, montaje: Alberto Bougleux

    Fotografías e instalaciones urbanas: Joan Tomás

    Duración: 75’

    Producción: Martín Habiague/Mescladís

    DOCField Barcelona 2015.

    www.dialogosinvisibles.wordpress.com

  • Alberto Bougleux Ten hours from home

    2015, 3’34” (fragmento)

    Siete historias de inmigrantes de Bosnia, Ucrania, Marruecos, India y Filipinas rodadas en Austria, Ucrania, España y el Reino Unido, y que arrojan luz sobre la Unión Europea como cruce de identidades transnacionales.

    Dirección, fotografía, montaje: Alberto Bougleux

    duración: 35’

    Producción: European University Institute

    País: Italia

    Emitido en Sky Reteconomy (Italia), 2015.

  • Alberto Bougleux El último día

    2014,  7′ (fragmento)

    Un relato sobre la escuela de la isla de Alicudi, probablemente la más pequeña de Italia y quizás también de Europa. La historia de Teresa, maestra de Milán, que la escogió como su misión en la vida. Las aventuras de sus tres últimos e imprevisibles alumnos, ahora en el umbral de la adolescencia. En el microcosmos de la isla, una meditación sobre el final de la infancia y el sentido último de hacer escuela.

    Dirección, fotografía, montaje: Alberto Bougleux

    Duración: 52’

    País: Italia

    Producción: Museo del Cine de Stromboli

    Visioni Italiane (Premio del Jurado) 2015, SalinaDocFest 2015(documental inaugural).

    www.alicudischool.tk

  • Alberto Bougleux The Island

    2013

    En una pequeña escuela del sur de Italia, el director decide un día ceder a la comunidad local de inmigrantes marroquíes una sala para reunirse y rezar. Desde un rincón remoto del Mediterráneo, una historia única de integración y una fuerte andanada contra la islamofobia.

    Dirección, fotografía, montaje: Alberto Bougleux

    Duración: 15’

    País: Italia

    Producción: ZaLab, Museo del Cine de Stromboli, Fundación Soros

  • Alberto Bougleux El Retratista

    2013, 3’08”(fragmento)

    Una escuela rural republicana de los años 30. Un mundo perdido visto a través de los ojos de unos niños que aprenden a escribir. La utopía de un maestro truncada por la guerra y la dictadura. Un relato olvidado que reaparece al otro lado del mar.

    Dirección, fotografía, montaje: Alberto Bougleux

    Idea original e investigaciones: Sergi Bernal

    Duración: 52’

    País: España

    Biografilm Festival 2014, Memorimage 2014,  Festival Internacional de Cine de los Derechos Humanos de Buenos Aires 2015.

    DVD: Editorial Blume.

    www.elretratista.tk

  • Alberto Bougleux Something for Tomorrow

    2012, 3’06” (fragmento)

    Rodada en España, Francia, Italia y Grecia, Something for Tomorrow aborda el tema de la ciudadanía europea en un momento de crisis a través de nueve historias de ciudadanos móviles europeos.

    Dirección, fotografía, montaje: Alberto Bougleux

    Duración: 35’

    Producción: Moveact

    Proyectada en el Parlamento Europeo, 2013

  • Alberto Bougleux La Maga

    2011, 3’22” (Fragmento)

    La memoria visual y emocional de una pintora en la isla de Stromboli a través de las luces y colores de su estudio, aún intacto veinte años después de su muerte.

    Dirección, cámara, montaje: Alberto Bougleux

    Música original: Davide Liuni

    Duración: 7’

    País: Italia

    Producción: Museo del Cine de Stromboli

    www.museodistromboli.it

  • Alberto Bougleux Canción para Amine

    2009, 4’57” (fragmento)

    La tragedia oculta del terrorismo de estado durante los años de sangre en Argelia (1991-1999) a través de la vida de Nassera Dutour, una madre argelina que tras la desaparición de su hijo Amine ha dedicado su vida al movimiento de las familias de las víctimas que hoy luchan por la verdad y la justicia.

    Dirección, guión, montaje: Alberto Bougleux

    Duración: 52’

    País: España

    Producción: Sodepau

    DocumentaMadrid 2010, Movies That Matter 2010, Festival Internacional de Cine de los Derechos Humanos de París 2010.

    www.memorial-algerie.org

  • Alberto Bougleux Vittorio De Seta – The Grammar of Documentary

    2008, 2’16” (fragmento)

    En una de las últimas entrevistas a Vittorio de Seta: la poesía y la simplicidad de uno de los grandes maestros del cine italiano. Fue emitida en la televisión pública italiana en ocasión de la muerte del cineasta.

    Dirección, fotografía, montaje: Alberto Bougleux

    Duración: 10’

    País: Italia/España

    Producción: Quaderni del CSCI

    Emitido en la RAI en ocasión de la muerte del cineasta, 2011

  • Alberto Bougleux Passacaglia

    2008,  4’22” (fragmento)

    Un recorrido por la historia de Cataluña desde el franquismo hasta la transición y el momento actual, a partir de una biografía en primera persona del padre Cassià Maria Just, organista y abad de Montserrat desde 1966 hasta 1989.

    Dirección, cámara, montaje: Alberto Bougleux

    Duración: 20’

    Producción: Cerca-Grup de Recerca

  • Alberto Bougleux Libro de Familia

    2007,  5’13” (fragmento)

    Los actores de una compañía teatral de Rabat salen de gira por los pueblos del sur de Marruecos con un espectáculo de sensibilización sobre el nuevo código de familia, aprobado en 2003 pero todavía desconocido en las zonas rurales del país. Solo a través de un intenso puerta a puerta por los callejones y las casas de barro, Naima, la infatigable promotora de la compañía, conseguirá que las mujeres vayan a ver un espectáculo que trata sobre sus derechos y su futuro.

    Dirección, fotografía, montaje: Alberto Bougleux

    Duración: 20’

    País: España

    Producción: Desenvolupament Comunitari

 

Empecé a dedicarme al cine documental de manera casi accidental. En 2001 iba a licenciarme con una tesis sobre la guerra en Bosnia Herzegovina, y unos amigos me propusieron pasar un invierno en Mostar, en el sur del país, todavía en ruinas, para realizar un documental sobre las asociaciones juveniles que intentaban renacer y superar mediante la creatividad las fracturas étnicas que habían dejado 3.500 muertos en la ciudad. Iba con un amigo y una cámara que hoy parecería de juguete. Teníamos por delante seis meses, algo de dinero, un invierno a 15 grados bajo cero en una casa mal rehabilitada por la ACNUR, una estufa de carbón, un Golf  II de 1985 para salvar las montañas que nos separaban de Sarajevo y perdernos por pistas nevadas hacia Gorazde y la República Serbia. Hielo, almiares, minaretes caídos, popes esquivos, místicos de Medjugorje, la memoria de la última limpieza étnica en Europa. Y la libertad. De conocer, preguntar, perderse, narrar. Y de reírse con los bosnios hasta de las minas.

Después de quince años dedicándome con toda el alma al cine de lo real, está claro que de aquel viaje nunca he regresado. El vértigo de lo abierto, del otro, del camino por delante, me han arrastrado con fuerza por una pequeña parte de mundo para escuchar decenas de vidas que se asoman al obstinado dolor de renacer. He escuchado el duelo de madres en los suburbios de Argel por hijos que les fueron arrancados de los brazos por un estado asesino y disueltos en la nada. He visto mujeres analfabetas en casas de barro que aprenden a defenderse de la violencia de sus hombres en un teatro improvisado en el polvo del Sahara. He contado los huesos desenterrados del fondo de una fosa común en un alto de Castilla y he escuchado la voz de un hombre de noventa y cinco años que recuerda como allí mataron a su maestro de escuela. Junto a un amigo he perseguido el hilo impalpable de su memoria hasta una región selvática que se asoma al golfo de México, y he ido a contar su historia hasta a los niños de la escuela más remota de la Patagonia. A la vuelta de la esquina, en la espesa sombra de las viviendas anónimas de una capital mediterránea, he hablado con gente que huye de la persecución y del odio y que solo busca un rincón para amarse un poco. Y en una minúscula escuela de una isla perdida, donde en parte he crecido, he conocido niños que hacen incluso barricadas para esconderse de la vida. Quizás sea esto lo que, tras tantas vueltas, he perseguido, sin ni siquiera saber demasiado bien por qué: el hilo interrogativo que ata en cada momento la inmanencia del dolor y la irredimible necesidad del mundo de volver a empezar. Del encuentro con este enigma sin solución, simplemente he intentado poner a salvo la huella del ojo.

www.albertobougleux.com

 

Vivimos en un mundo prostituido y esponsorizado que ya apenas podemos llamar nuestro, porque en realidad es de unos pocos que viven haciendo la vida imposible a otros muchos, con el riesgo añadido de condenar a las generaciones venideras a una vida de lo más insegura en un planeta destrozado. Dos de las cosas que más falta hacen son educación (no basta con lo que llaman “concienciación”) y denuncia social, es decir, el control de los desmanes de los poderes políticos establecidos, de los poderes que tienen el monopolio de esa violencia que consideran legítima.

Amante de zambullirse en proyectos colectivos, de ponerse al servicio de anhelos que mueven a muchos seres humanos, Alberto Bougleux es un cineasta inteligente y sensible cuya obra debería conocer más gente. Nos pone ante historias reales, en las que intenta comprender al otro; historias a veces tristes, de huida y ruptura con el pasado, pero en las que se subraya el carácter de renacimiento que a veces tienen, dando aliento y confianza a quienes se encuentran en ese tipo de situaciones. La suya es una mirada respetuosa, serena y reflexiva sobre “decenas de vidas que se asoman al obstinado dolor de renacer”.

En sus documentales trabaja con guiones abiertos, atento a lo que vaya pasando durante la grabación, a lo que pida el contexto, utilizando su cámara (Bougleux es un cámara excelente) como instrumento de investigación. En cuestión de estética, hace suya la metáfora del siciliano Vittorio de Seta (autor de una de las películas más hermosas de pastores, Banditi a Orgosolo, de 1961, su primera obra): que la poesía, la belleza de la película es como la sal, que conserva bien los alimentos, el contenido. (Si bien sabemos que no hay verdad ni belleza eternas, que ambas son históricas y que hay épocas en que, como decía Valéry, “Virgilio no sirve para nada”).

En el momento del montaje su formación musical le permite estructurar lo grabado como si fuese música o, como él dice, utilizando los elementos y personajes de la película como “una orquesta de instrumentos involuntarios”. Bougleux ha digerido bien todo el cine que vio en su Bolonia estudiantil y ha conseguido un estilo sereno que invita a reflexionar y a sentir empatía por sus personajes.

Hay en su trabajo una gran preocupación por la educación (El último día o La isla son ejemplo de ello), pero no de esa que trata -engañosamente- de educar a las masas, sino de aquella que habla de la gente para la gente. “¡La educación del niño-masa! Ella sería, en verdad, la pedagogía del mismo Herodes, algo monstruoso”, como decía el Juan de Mairena de Antonio Machado. El problema de la identidad (religiosa, cultural, nacional, étnica, etc.), de la necesaria convivencia entre distintas identidades en el mundo globalizado de hoy en día, es una de las cuestiones más complicadas de gestionar y más urgentes en esta época acelerada que nos ha tocado vivir. Como dice la profesora de La isla (2013): “Dar un espacio significa abrir posibilidades de socialización, de intercambio, de diálogo, de construcción de alguna cosa…” También habría que dar más espacio a trabajos como los de Alberto Bougleux en los medios de comunicación generalistas. Algunas de sus obras, hechas con una delicadeza especial, nada tienen que envidiar a otras muy celebradas del documentalismo español reciente.

Félix Pérez-Hita (realizador y crítico cultural)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>